¡Cambio de planes! | Bicleta encargada

Mucho he mareado yo con este tema como para ahora decir que he hecho un cambio de planes. Yendo por partes:

  1. Tras años de usar una bici de trekking como bici todoterreno habitual, me dicen mis padres que como regalo de fin de carrera me van a regalar una de montaña de verdad.
  2. Investigo un poco en base al presupuesto que me dieron y elegí 3 posibles candidatas (todas de 29″, rígidas y de carbono).
  3. Tras ir a consultar en mi tienda de confianza por una de las candidatas (la Scott Scale 930), me termino decantando por su modelo superior (la 920), pues me la ofrecían a un muy buen precio.
  4. Finalmente (y aquí está la clave), me voy con mi madre a una tienda de bicicletas cercana y le enseño qué tipo de bicicleta había escogido, diferencias con otros modelos, materiales, marcas y con las bicis de doble suspensión. Tras oír esto último, y sabiendo qué tipo de uso le quiero dar y que siempre he tenido problemas de espalda, me anima a olvidarme de la Scale rígida y a encargar una doble equivalente.

Print

Así, llamo a Ciclos Mateos para consultar si podía deshacer el encargo y cambiar la Scale por la Scott Spark (la equivalente de la Scale en doble suspensión) y no me pusieron problemas. La única incidencia fue que no tendrían el modelo 920, pues de fábrica ya se encontraba agotado hasta la siguiente temporada (que terminaría de entrar en octubre), pero que aún los había del 930. Aquello no me importó pues la diferencia es mínima entre ambos modelos, así que les pedí que me la encargasen.

Scott Spark 30, mi futura bici (de verdad).

Scott Spark 30, mi futura bici (de verdad).

¡Así que aquí acaba la primera parte de esta aventura! ¡Ya tengo bici de montaña para toda la vida!. Estoy muy feliz por este giro de los acontecimientos, ya que las Scott Spark son unas bicis que a día de hoy no tienen gamas con prestaciones superiores. A no ser que el cuadro sufra una muerte súbita, lo único que debería de hacer para mantener la bici con vida sería cambiar aquellas partes que se desgasten por el uso.

Gracias a esto podré participar en algunas de las pruebas a las que más ilusión me apetece ir como son las maratones de BTT y las carreras de montaña de varias etapas. Además también podré asistir a duatlones y triatlones cros. ¡Me muero de ganas!

Por último, con respecto a la personalización de la bicicleta, mantengo lo que ya dije sobre la Scale 920 salvo por el tema de los platos Rotor, que los añadiré cuando cambie de bici de carretera (para tener el mismo sistema en ambas máquinas), en un futuro más lejano.

¡Espero que no os haya mareado demasiado en todo este proceso! ¡Un abrazo!

Anuncios

¿Qué te ha parecido? ¡Escribe un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s